Negociación para la liberación de rehenes: El perfil del negociador

Habitualmente y de una manera inadvertida, en algún momento del día, todos recurrimos a la negociación. Cuando regateamos el precio de algo que deseamos adquirir, cuando pactamos un acuerdo laboral, o simplemente cuando polemizamos que haremos en éstas vacaciones con nuestra familia.
Todos conocemos desde esta perspectiva el “arte de la negociación” de una manera muy peculiar. Pero en lo cotidiano, por lo general actuamos de manera intuitiva; algunos lo hacen de una manera natural y obtienen muy buenos resultados, otros deben realizar un gran esfuerzo para alcanzar lo que se proponen. Algunos son más espontáneos que otros, pero considerando el mundo actual todos llevamos instintivamente un negociador dentro; es más es un ejercicio que aprendemos desde pequeños.
Espere que cargue el archivo

Con la tecnología de Blogger.
 

Consultoría

archivos antiguos

Eres el visitante número