Crisis de Alto Riesgo: El aislamiento del punto crítico

En muchos episodios, sobre todo cuando nos enfrentamos a individuos armados, debemos considerar la posibilidad de llevar a cabo una negociación. Esto tiene su fundamento en que el uso de la fuerza a veces produce consecuencias inesperadas y sobre todo desagradables, más cuando aquellos que resultan perjudicados son los agentes del orden.
Se cree que los enfrentamientos armados llevan de suyo un 70% de que algo va a salir mal, es decir, alguien va a salir herido.
Efectivamente, cuando nos enfrentamos a delincuentes armados o intentamos desarmar una persona que está a punto de suicidarse, no sabemos qué es lo que pueda pasar, sin embargo lo primero que generalmente se intenta es la resolución por el uso de la fuerza. Nada más erróneo. La primera alternativa debe necesariamente ser la negociación, por lo menos a través de ella tendremos menos posibilidades de resultar lastimados, y si no da resultados, por lo menos nos posibilita obtener información de lo que realmente está ocurriendo y poner a salvo aquellas personas que no están directamente involucradas en la crisis. Sobre éste punto ya hemos hecho las consideraciones pertinentes en el artículo “Negociación en situaciones no negociables”
Aguarde que cargue el archivo.



Con la tecnología de Blogger.
 

Consultoría

archivos antiguos

Eres el visitante número