Consumo de alcohol y comportamiento violento

La violencia y la criminalidad constituyen el reflejo del medio y de la época en que se producen.
Científicos y no científicos  por igual ha reconocido desde hace tiempo una entidad bidireccional entre el consumo de alcohol y el comportamiento violento o agresivo.
No sólo el consumo de alcohol puede favorecer la agresividad, sino también victimización puede llevar al consumo excesivo de alcohol.
La violencia puede definirse como un comportamiento que ocasiona intencionalmente o intenta infligir un daño físico. Violencia cae dentro de la categoría más amplia de la agresión, que también incluye a comportamientos que ponen en peligro a otra persona, que la acosa de manera hostil, o causa daños de de forma no física específicamente.

Diversas investigaciones de tipo psicológicas, sociológicas y criminológicas han explorado la asociación entre el consumo de alcohol, violencia, agresión y el papel del cerebro en la regulación de estos comportamientos. Comprender la naturaleza de estas asociaciones es esencial para romper el ciclo de uso indebido de alcohol y violencia.
Aguarde a que cargue el artículo.



Con la tecnología de Blogger.
 

Consultoría

archivos antiguos

Eres el visitante número